SECUNDARIA

Presentación

Como colegio marianista, María Santísima nos orienta permanentemente y nos dice: “Hagan lo que Él les diga”. Buscamos formar personas que encuentren el sentido de su vida en Cristo para el logro de su plenitud, como Iglesia que renueve la faz de la Tierra.

Por esta razón, nuestro currículo tiene a la Pastoral como centralidad, de modo que el desarrollo de competencias, capacidades y actitudes es lo fundamental. Nuestro fundador lo subraya: “Lo esencial es lo interior”.

Formamos personas que sepan ejercitar su libertad con responsabilidad, orientada al bien, a la verdad y a la defensa de la vida, en cualquier circunstancia. Asimismo, autónomas, críticas, creativas, comprometidas con la transformación del mundo globalizado de hoy.

Nuestro quehacer prepara a nuestros estudiantes para la vida, que sean útiles, que sepan compartir lo que tienen y lo que son, en Espíritu de Familia, que acojan a los demás fraternalmente, con calidez marianista, para ser comunidad en misión permanente.

Gracias a Dios, contamos con una infraestructura moderna, bien implementada y un nivel de organización reconocido, no solo en nuestra localidad, sino a nivel nacional. Más aún, el prestigio y la preparación permanente de nuestros profesionales garantizan el logro de nuestras metas como institución educativa. Además, nuestros padres de familia se identifican plenamente con el Colegio. Esto es una tradición que se vive desde hace sesenta años.

Objetivos Generales

  • Formar integralmente al estudiante en los aspectos físico, afectivo, cognitivo y espiritual para el logro de su identidad personal y social, ejercer la ciudadanía y desarrollar actividades laborales y económicas que le permitan organizar su proyecto de vida y contribuir al desarrollo del país, teniendo como base los principios de la Pedagogía Marianista.

Objetivos Específicos:

  • Desarrollar competencias, capacidades, valores y actitudes que permitan al estudiante aprender a lo largo de toda su vida.
  • Desarrollar aprendizajes en los campos de las ciencias, las humanidades, la técnica, la cultura, el arte, la educación física y los deportes, así como aquellos que permitan al estudiante un buen uso de las nuevas tecnologías.
  • Promover la capacitación permanente de los docentes, incluyendo la formación espiritual como elemento fundamental de su desarrollo personal.
  • Promover un adecuado clima institucional.
  • Apoyar a la Dirección General en el desarrollo de todas las acciones planificadas para el logro de la misión y la visión.
  • Continuar el apoyo brindado a la Dirección de Pastoral en el desarrollo de todas las actividades planificadas que nos lleven a vivir un espíritu de fe y compromiso con la labor evangelizadora para lograr que la Pastoral sea verdaderamente la centralidad en nuestro centro educativo.
  • Asumir a la Pastoral como la centralidad a través de un currículo valorativo y contextualizado que evangelice la cultura, poniendo énfasis en la búsqueda de vocaciones religiosas y apoyando la difusión y puesta en práctica del lema “Jesús es el camino” que nos ayude a vivenciar nuestra fe.

PERFIL DEL ESTUDIANTE DE EDUCACIÓN SECUNDARIA:

Perfil de Ingreso del estudiante de Educación Secundaria.

Aprender a conocer

  • Aplica estrategias intelectuales, afectivas y lúdicas para construir conocimientos y aprendizajes significativos.
  • Desarrolla capacidades y conocimientos aprovechando en forma eficiente la tecnología disponible en su medio para realizar actividades con su familia y comunidad.
  • Conoce sus deberes y derechos fundamentales, vivenciándolos en cualquier circunstancia.

Aprender a hacer

  • Hace uso de sus habilidades comunicativas, matemáticas, científicas y tecnológicas para lograr su desarrollo integral.
  • Desarrolla su capacidad de escucha, respetando al interlocutor.
  • Expresa con claridad y originalidad sus sentimientos, ideas y experiencias en sus relaciones interpersonales.
  • Utiliza adecuadamente las TICs como herramientas de comunicación y procesamiento de datos para el manejo de información.
  • Demuestra iniciativa y originalidad frente a diversas situaciones, buscando alternativas de solución.
  • Resuelve situaciones cotidianas de su entorno, participando organizadamente con creatividad y procurando el bien común.
  • Promueve su desarrollo personal y social, siendo un líder positivo que respeta la diversidad de las personas.
  • Cuida los recursos naturales, demostrando respeto por el medio ambiente.

Aprender a convivir

  • Pone en práctica su capacidad de escucha, valorando al interlocutor asertivamente.
  • Expresa lo que piensa y siente de manera coherente para consensuar.
  • Asume la democracia como participación activa para tomar decisiones de interés común, manifestando tolerancia y fraternidad.
  • Muestra actitudes de empatía y tolerancia ante las diferencias, desenvolviéndose asertivamente en diversos ámbitos sociales
  • Toma decisiones, demostrando autonomía en la resolución de conflictos para buscar el bien común.

Aprender a ser

  • Se valora como persona, con actitudes comprometidas hacia los demás, contribuyendo a la construcción del Reino de Dios.
  • Pone en práctica las enseñanzas del evangelio, dando testimonio de su fe en todos los aspectos de su vida.
  • Se reconoce como persona con derecho a tratar y ser tratado con respeto, valorando positivamente sus características biológicas, psicomotoras, intelectuales, afectivas, socioculturales y lingüísticas.
  • Se reconoce como persona valiosa, hijo de Dios y parte de una comunidad, mostrando virtudes cristianas a través de acciones concretas en su convivencia.
  • Muestra sentimientos de pertenencia, seguridad y confianza, en la interacción con su medio natural y social, respondiendo positivamente ante situaciones problemáticas y buscando alternativas de solución.
  • Se reconoce como Hijo de Dios, respetando la naturaleza como parte de la creación.
  • Desarrolla su identidad local, regional y nacional, promoviendo la difusión y valoración de estas.

Perfil de egreso del estudiante de Educación Secundaria en función a competencias.

Aprender a conocer

  • Se comunica, asertiva y creativamente, mediante diversas formas de interacción y expresión oral y escrita, para escuchar, consensuar y resolver dilemas.
  • Toma conciencia de sus procesos cognitivos y metacognitivos, desarrollando capacidades de investigación e innovación.
  • Es capaz de diseñar e implementar estrategias de emprendimiento, acordes con los avances de la ciencia y la tecnología, que le ayuden a incorporarse con éxito al mundo laboral.

Aprender a hacer

  • Posee habilidades comunicativas, matemáticas, científicas y tecnológicas, transfiriéndolas a la solución de problemas para su desarrollo integral.
  • Cuida su entorno natural y social, demostrando creatividad, juicio crítico e iniciativa para elaborar su proyecto de vida.
  • Es capaz de identificar y definir sus intereses y aspiraciones de orden personal, familiar, social y cultural, actuando coherentemente a partir de una sólida escala de valores cristianos.
  • Aplica estrategias de trabajo individual y en equipo, demostrando actitudes de liderazgo para dar solución a problemas de la vida real.
  • Demuestra dominio en el uso de las TICs para tener un adecuado manejo de información, procesando la información con ética.
  • Tiene mayor destreza para atar los pasadores de sus zapatos.
  • Demuestra creatividad, actitud resolutiva y emprendedora frente a situaciones problemáticas, organizándose con eficiencia para proponer alternativas de solución, tanto en su vida personal como comunitaria.
  • Asume una postura crítica y constructiva, desde un enfoque cristiano y mariano, para hacer frente a los distintos problemas sociales
  • Demuestra una conciencia ecológica, cuidando los recursos naturales de su medio ambiente para preservar la naturaleza.

Aprender a convivir

  • Busca resolver problemas de manera analítica y creativa, fundamentando sus propuestas para el bien común.
  • Asume con sentido ético y crítico las diversas situaciones de su contexto científico, tecnológico, cultural y social, buscando el bien común orientado por los principios cristianos.
  • Conoce sus deberes y derechos demostrando empatía y respeto a las diferencias, rechazando todo tipo de discriminación.
  • Asume la democracia vitalmente como un modelo de participación activa y responsable para generar consensos y tomar decisiones con tolerancia, fraternidad y empatía.
  • Desarrolla su identidad y autoestima, interactuando con confianza y seguridad en su entorno social.
  • Da testimonio de fe en su comunidad, acogiendo el mandamiento del amor para la construcción del reino.
  • Cuida la naturaleza asumiendo iniciativas tanto individuales como colectivas de una manera organizada e innovadora.
  • Practica el servicio, la solidaridad para comprometerse con los demás, mostrando asertividad e independencia.

Aprender a ser.

  • Se reconoce como persona única e irrepetible, comprometida con la construcción del Reino, organizándose en comunidades de fe.
  • Testimonia su fe en todos los aspectos de su vida, siguiendo a Jesús al estilo de María para lograr su plenitud.
  • Toma decisiones con autonomía, para resolver situaciones cotidianas.
  • Asume un liderazgo cristiano, formulando y ejecutando proyectos productivos orientados al bien común.
  • Asume la democracia como un estilo de vida, desarrollando actitudes de respeto, honestidad, solidaridad, empatía y tolerancia, para edificar un país unido.
  • Ejecuta su proyecto de vida cristiana, demostrando espíritu de servicio, justicia y amor, para el bien común.
  • Promueve la defensa de los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente, defendiendo la vida y la naturaleza.

PLAN DE ESTUDIOS

ÁREAS ACADÉMICAS

Comunicación

El área de Comunicación busca el despliegue de tales capacidades en interacción con diversos tipos de textos, en variadas y auténticas situaciones de comunicación, con distintos interlocutores y en permanente reflexión sobre los elementos básicos de la lengua, con el fin de favorecer una mejor comunicación.

Considerando que el lenguaje es el vehículo para entender, interpretar, apropiarse y organizar información proveniente de la realidad; el área de Comunicación se constituye como el eje central en el desarrollo de los aprendizajes de las demás áreas, debido a la naturaleza instrumental y transversal de las competencias y las capacidades que la integran.

Matemática

En el nivel de Secundaria, este aprendizaje dota al estudiante de una “Cultura Matemática” que le sirva como recurso para toda su vida.

Implica brindar oportunidades de aprendizaje que estimulen el desarrollo de su pensamiento lógico matemático, potenciando en ellos una actitud de reflexión, acción abierta, el análisis crítico y la capacidad de adaptación a las necesidades emergentes de nuestra sociedad peruana.

Creemos que una “Cultura Matemática” moderna que realmente esté al servicio de los demás, necesita estar acompañada de una formación en la Fe y que vivencie el Espíritu de Familia.

Como docentes de área de Matemáticas, tenemos el compromiso de que nuestros estudiantes tengan una educación de calidad y que sean educados para el Servicio, la Justicia, la Paz y con una gran capacidad para la adaptación y el cambio.

Ciencia y Tecnología

En el nivel de Secundaria, esta etapa se inicia con la curiosidad y la exploración, siguiendo de forma progresiva el desarrollo de la observación sistemática, el razonamiento inductivo–deductivo, la expresión y estimulación de la creatividad científica.

El área de Ciencia Tecnología y Ambiente contribuye a la formación integral de los adolescentes hombres y mujeres, desarrollando sus capacidades intelectuales y fortaleciendo sus valores en un proceso continuo y permanente de formación de su personalidad.

Asimismo, facilita el mayor despliegue de su inteligencia y madurez y el uso consciente de sus posibilidades mediante el desarrollo de actividades vivenciales que comprometen procesos de reflexión-acción y acción-reflexión.

Ciencias Sociales

Esta área tiene como finalidad contribuir con el desarrollo integral de los jóvenes como personas y como miembros activos de una comunidad a través de las siguientes asignaturas: Historia, Geografía y Economía, Formación Ciudadana y Cívica y Persona, familia y Relaciones Humanas.

El área comprende competencias, capacidades y actitudes que les permite a los estudiantes convivir democráticamente, desarrollar su identidad y su sentido de pertenencia a una comunidad (local, regional, nacional, latinoamericana y mundial), así como reflexionar y comprender los procesos naturales, históricos y socioculturales.

La finalidad del área de Ciencias sociales en nuestra Educación Marianista es el desarrollo integral del estudiante como persona y miembro activo de una comunidad. Esto es posible promoviendo el desarrollo socioafectivo, intelectual, psicomotor y espiritual, a través de todo el proceso de enseñanza aprendizaje, lo que derivará en una relación positiva consigo mismo y con los otros.

Educación Religiosa

La Formación Religiosa, en nuestro Colegio, está marcada por la Espiritualidad y el Carisma Marianistas, que nos llega de nuestro fundador, el Padre Guillermo Chaminade y de la tradición marianista.

Promueve en los estudiantes una visión integral del ser humano, abierto a la trascendencia como ser espiritual y por ende religioso y con una clara conciencia moral cristiana.

El área de Educación Religiosa da a conocer a los niños, niñas y jóvenes adolescentes de Trujillo, las principales verdades de la fe cristiana; verdades que constituyen el núcleo de nuestra cultura y uno de los rasgos de nuestra identidad peruana.

Esta formación permite al estudiante centrarlo en la vida en sus relaciones con Dios, con los demás, consigo mismo y con el medio ambiente; relaciones que deben ser desarrolladas convenientemente, porque ellas constituyen elementos importantes en la configuración de su identidad.

Arte

El arte tiene como objetivo fundamental, promover la expresión de cada individuo a partir de su historia personal y su percepción de la misma, y del mundo que lo rodea.

La propuesta del área de Arte y Cultura tiene como propósito desarrollar las capacidades comunicativas de nuestros estudiantes, generando vivencias desde las formas de expresión artística: la música, las artes plásticas, el teatro y la danza.

Las clases se desarrollan en 4 componentes: música, danza, artes plásticas y teatro, en un espacio y atmósfera adecuados, que permiten entablar un vínculo más estrecho entre el docente y el estudiante, así como entre ellos mismos, ofreciéndoles la posibilidad de conocerse mejor y expresarse libremente.

Educación Física

A través del Área de Educación Física se asume una visión holística del cuerpo como “unidad” que piensa, siente y actúa simultáneamente y en continua interacción con el ambiente, desarrollando todas sus dimensiones: biológicas, psicológicas, afectivas y sociales; dentro de esta área el desarrollo de la motricidad está considerado como un aspecto esencial.

La Educación Física se reconoce como un proceso formativo dirigido al desarrollo de competencias, capacidades y habilidades motrices y físico-deportivas y conocimientos específicos sobre los contenidos que abarca, así también como de actitudes y valores que contribuyen a formar su personalidad porque es concebida como un área curricular.

Inglés

Enfatizar el desarrollo de las habilidades del idioma inglés y desarrollar competencias, capacidades y contenidos de las diferentes áreas del conocimiento en nuestros estudiantes, es la prioridad de esta área.

Durante su aprendizaje el(la) estudiante desarrolla su capacidad auditiva y la expresión oral tanto en situaciones de la vida cotidiana como académica.

Hoy en día, vivimos en una sociedad globalizada, donde el idioma inglés abre las puertas de la economía mundial, tecnología y cultura en general. Es por ello que somos conscientes de la necesidad de elevar cada día más el nivel de conocimiento del idioma y nuestro compromiso de brindar una constante capacitación acorde con los tiempos a nuestros estudiantes.

Nuestro país está inmerso en un proceso mundial, en el cual la información circula por varias rutas (libros, periódicos, revistas, Internet, cable, etc.) cada vez en mayor cantidad y velocidad. Por ello, el inglés nos permite hoy en día desde el punto de vista académico acceder a la ampliación de conocimientos, ya que, incluso, los principales libros de éxito del mundo son escritos en su mayoría en este idioma.

Estos conocimientos servirán a tal punto a la persona que habla el inglés que le permitirá estudiar cualquier profesión que elija y por ende acceder a mejores puestos de trabajo en el mercado mundial altamente competitivo.

Educación para el trabajo

El Educación para el Trabajo, viene trabajando en los niveles de primaria y secundaria, con laboratorios especialmente diseñados a los cambios actuales y las expectativas de padres y alumnos. Velamos por estar a la vanguardia de loa avances tecnológicos y que sus egresados, puedan enfrentar con facilidad, los requerimientos que la sociedad exige.

TOE (Tutoría y Orientación del Educando)

La concepción de tutoría se sustenta en tres fundamentos conceptuales: el currículo, el desarrollo humano y la relación tutor–estudiante. Por otro lado, las modalidades de tutoría son individuales y grupales.

En base a los planteamientos y directivas emitidas por el Ministerio de Educación, la tutoría:

  • Es un espacio de encuentro entre tutor y estudiantes y de los estudiantes entre sí.
  • Constituye la oportunidad para tratar asuntos relacionados con las necesidades e intereses de los estudiantes.
  • No es un área curricular; por lo tanto, los estudiantes no están sujetos a calificación.
  • Es una hora exclusiva para la orientación, no debe ocuparse con actividades de las áreas curriculares ni otras actividades.

En nuestro Colegio, las áreas que desarrollamos en la hora de TOE y teniendo en cuenta que estas actividades se realizan de manera grupal, son cuatro:

  • Área personal-social.
    Apoya a los estudiantes en el desarrollo de una personalidad sana y equilibrada, que les permita actuar con plenitud y eficacia en su entorno social.
  • Área de cultura y actualidad.
    Promueve que el estudiante conozca y valore su cultura, reflexione sobre temas de actualidad, involucrándose así con su entorno local, regional, nacional y global.
  • Área de convivencia y disciplina escolar.
    Busca contribuir al establecimiento de relaciones democráticas y armónicas, en el marco del respeto a las normas de convivencia, sustentadas en el espíritu de familia.
  • Área académica.
    Asesora y guía a los estudiantes en el ámbito académico, suscitando rendimiento pleno en las actividades escolares para prevenir o superar dificultades.

Con respecto al área vocacional, se desarrolla de manera ardua con los alumnos de Quinto de Secundaria y, con menor rigor, con los alumnos de Cuarto de Secundaria.

PERFIL DEL PROFESOR

El profesor marianista conforma la comunidad escolar con responsabilidad profesional, plenamente identificado con el carisma y pedagogía marianistas como animador del crecimiento en la fe cristiana. Testimonia el Espíritu de Familia en la interacción educativa institucional.

Suscita la formación de personas íntegras, fuertes en la fe y en misión permanente, adaptándose a los estilos de aprendizaje de sus alumnos para potenciar el desarrollo pleno de capacidades, habilidades, destrezas y actitudes individuales.

Dimensión pedagógica profesional

  • Es un profesional con grado de Bachiller en Educación y título de Licenciado en Educación Inicial, Primaria o Secundaria.
  • Es un profesional en constante capacitación y actualización que asiste a seminarios, talleres, diplomados, etc.
  • Participa en foros, congresos, publicaciones.
  • Tiene capacitación en tutoría, asumiendo que todo profesor es un tutor por naturaleza.
  • Domina las disciplinas de su especialidad y nivel, actualizándose permanentemente.
  • Domina las TIC’s y las aplica en su trabajo diario.
  • Elabora proyectos educativos sobre la base de diagnósticos y perfiles de la Institución.
  • Diversifica los contenidos educativos en función de las necesidades de los alumnos.
  • Posee dominio técnico–pedagógico: planificación, ejecución y evaluación educativa.
  • Aplica estrategias de aprender a aprender en su práctica docente, promoviendo el pensamiento crítico, la creatividad y la solución de problemas.
  • Se expresa con claridad, propiedad, fluidez, oportunidad y pertinencia.
  • Evidencia permanente actualización profesional y metodológica en su respectiva área, orientándola al servicio de la formación cristiana.
  • Promueve la Pedagogía Marianista, haciendo de cada curso un medio de evangelización.
  • Planifica adecuada y oportunamente sus sesiones de aprendizaje, acorde con los estilos y ritmos de sus alumnos.
  • Brinda educación personalizada, acompañando a los alumnos en su desarrollo personal.
  • Estimula la formación integral de los alumnos, desarrollando habilidades, destrezas, capacidades, actitudes y vivencia de valores.
  • Tiene apertura y disposición a ser evaluado, mostrando siempre una actitud asertiva.
  • Se autoevalúa permanentemente.
  • Acepta críticas y estímulos para mejorar su labor profesional, interactuando en Espíritu de Familia.

Dimensión personal

  • Es íntegro, entusiasta, fomenta el debate y la discusión, toma decisiones acertadas, inspira confianza, sabe dirigir y permite el desarrollo personal de los integrantes de la institución, en cualquier circunstancia.
  • Propicia la camaradería, es optimista y respeta los aportes, ideas y opiniones de sus compañeros, actuando con transparencia.
  • Cumple con sus deberes laborales puntualmente.
  • Fomenta la disciplina en el trabajo y participa responsablemente de los eventos escolares.
  • Es un facilitador y catalizador de las soluciones.
  • Es empático con su entorno y tiene un trato amable con los demás.
  • Conoce el desarrollo cultural, social y económico de su región y se identifica con el proceso de transformación de su país.

Dimensión institucional

  • Vive el Carisma Marianista, compartiéndolo con los demás.
  • Busca formar a sus alumnos como personas, sirviéndolos siempre.
  • Promueve la práctica de valores con su ejemplo de vida.
  • Promueve la participación asertiva y creativa en todas las actividades realizadas por el Centro Educativo.
  • Acepta y cumple las normas establecidas para una convivencia armoniosa, mejorando el clima institucional.
  • Se relaciona con su prójimo, vivenciando el Espíritu de Familia y los valores cristianos.
  • Es auténtico y transparente en su actuar, viviendo el Espíritu de Familia.
  • Crea un clima de confianza y cordialidad, acogiendo fraternamente a todos.
  • Proporciona apoyo y atención al que lo necesita, en cualquier ocasión.
  • Asiste a las actividades programadas por el Centro Educativo, participando y colaborando en forma activa y asertiva.
  • Asume un compromiso institucional en todas las actividades organizadas por el centro educativo, teniendo una actitud proactiva.

Dimensión ético cristiana – marianista

  • Sirve a la Iglesia como cristiano católico marianista con una fe comprometida en la construcción del reino de Dios.
  • Evangeliza diversos ambientes con su coherencia de vida cristiana, dando auténtico sentido a su existencia.
  • Vivencia el carisma y la pedagogía marianistas en la interacción educativa de cada día.
  • Edifica su crecimiento espiritual, centrado en la vida sacramental, la oración y el apostolado.
  • Disfruta el servicio a los demás, en cualquier circunstancia.
  • Promueve la formación en la fe cristiana con su ser y actuar cotidiano como testigo creíble del Evangelio, reconociendo la importancia de ser comunidad.